A esta entrada le pondré tu nombre

Tenemos fácil acceso a las fotos con personas ligera de ropa, con cuerpos atléticos. Sin impurezas, sin granos, sin desperfectos. Con una tripita perfecta, un pecho enorme y unas piernas tan largas que tienden al infinito.
Tenemos fácil acceso a deslumbrarnos con cuerpos así, que parecen sacados de las esculturas de la Antigua Grecia.
Estamos acostumbrados, a verlos en todas partes por la publicidad, por la moda, por las tendencias. Y a veces hasta soñamos con tener esos cuerpos, o tenerlos a nuestro lado de la cama para hacer cualquier cosa, menos dormir. Y si dormimos, que sea para soñarle.
Pues yo, todo lo contrario. Aunque sí que sueño con tener a un cuerpo y una mente al lado de mi cama para hacer cualquier cosa, menos dormir. Y si duermo, que sea para soñarle. Sí. Pero ese cuerpo tiene cosas que la publicidad y la moda llamaría "desperfectos". Aunque a mí me gusta llamarlos rasgos únicos que la hacen perfecta. ¿Qué seríamos sin esos lunares, pecas, arrugas?
Pero ese cuerpo no es solo cuerpo y tiene algo que la publicidad, y las tendencias, y las modas pasan por alto:
Tiene un corazón tan aterciopelado que convierte un abrazo en un sueño de instantes segundos que a veces son minutos porque no la puedo soltar.
Sin pausas.

Comentarios

  1. Justamente hace poco puse un tuit diciendo algo de las imperfecciones. Últimamente me sorprende lo mucho de acuerdo que estoy contigo en algunos aspectos. Este es uno de ellos: A mi me hace más feliz alguien con imperfecciones, bonitas y especiales que cuerpos perfectos que no contribuyen con nada.
    Me he pasado por aquí por el precioso comentario que me has puesto y porque hacía tiempo que no visitaba tu blog.
    Un abrazo de Utopías.

    ResponderEliminar
  2. Me vas a perdonar que conteste un siglo después. Totalmente de acuerdo, cada signo de imperfección es una señal de acercamiento hacia la perfección; las ironías a veces son bonitas.
    Gracias por pasarte también por mi blog, yo también tenía el tuyo abandonado, y lo que me he estado perdiendo.
    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

La mujer galaxia

Archipiélago de palabras