Sin título

Decepcionarse. Lo que más duele es que tú seas el decepcionado, y que la razón seas tú mismo. Decepcionas. Decepciono. ¿Me perdonas? ¿Me perdono? ¿Qué es más importante?, ¿estar perdonado o sentirse perdonado?
Dime, ¿qué es más importante? ¿Poder dormir tranquilo durante tres horas u ocho con los nervios a flor de piel?
¿Qué es más importante? ¿Estar perdonado, o sentirse perdonado?
Son dudas que nunca deberíamos tener.


Comentarios

  1. Lo mas importante es lo q honestamente necesite cada kien; la duda, principio de todo conocimiento....

    ResponderEliminar
  2. Ambas cosas son importantes. Pero en algunas casos está claro, que para convivir con una conciencia tranquila es más importante estar perdonado contigo mismo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando buscamos el perdón de otros es porque no logramos perdonarnos a nosotros mismos lo que hicimos, en parte. Cuando te decepcionas a ti mismo la palabra perdón no tiene sentido, a mi parecer lo único que puedes hacer es cambiar lo que te oprime, (mi humilde opinión) saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humilde y buenísima opinión. Gracias por pasarte por mi blog.
      ¡Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No se ponga celoso, Horacio

Ciao, agosto!

Archipiélago de palabras