Jarros de agua fría

Un tren lleno de destinos. Destinos con esperanzas, ilusiones, melancolías, tristezas, alegrías. Unos se iban, otros se irían. Quizá esas  vías eran la escapatoria para una vida mejor. Hacia unas tierras donde emprender un nuevo camino. O quizá, simplemente era un viaje vacacional, un destino turístico como los millones que se hacen en temporada vacacional. Pero eso, nada más importa ya. Lejos de la realidad, un golpe azota al presente, alejando de la realidad al futuro esperado. ¿Es solo una pesadilla? Chirrían las vías, voces que encarnan el miedo. ¿Qué está pasando? En un instante, en apenas seis segundo un ave se desploma. Unas cuatro cientas toneladas de alta velocidad se desgarran en una curva de los mil demonios, trasformándolas en tan solo chatarra.
Cincuenta, sesenta o setenta almas ven cómo sus corazones dejan de latir para siempre. El tiempo se detiene. ¿Es esto realidad? Dime que estamos soñando. Las líneas telefónicas explotan. Familiares asustados, nerviosos. Es de esos momentos de la vida en la que el tiempo desaparece. Solo existe un deseo: que responda alguien al otro lado del teléfono.


Ánimo a todos los involucrados.
Los héroes no solo salen de los estudios de Marvel.
Los héroes de verdad no tienen super-poderes,
Solo son humanos de verdad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

La mujer galaxia