Octava maravilla del mundo; la primera del mío

Somos. Somos solo nosotros. Solo soy tú. Solo eres yo. Nada más importa. Mereces cielo, convertir el averno en vía láctea. Mereces más de lo que pido, más de lo que doy, más de lo que soy. Alcanzar el séptimo cielo, darle un bocao' a ese azul oscuro tan estrellado. Acariciar tu espalda, recorrer la gran vía de tu columna, surcar por los bordes de tus costillas, hacerte cosquillas. Colisionarme en cada poro de tu piel, encontrar planetas nuevos con mis labios, descubrirlos con nuestras lenguas. Astronautas de los sueños. Astronauta de tus deseos, estrella de mi cielo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

La mujer galaxia