Llegar a la cama, Y joder qué guarradas, sin tí...

Soy un infeliz sin razón. Soy un insatisfecho por satisfacciones infinitas. Soy un hijo perdido más de esta puta sociedad, que no sabe lo que quiere, ni encuentra nada para buscar. Que le consuela todo, pero nada le es suficiente. Mis sueños se demuelen poco a poco, la realidad choca en mis neuronas, pero no quiero despertarme todavía.
Quiero construirte castillos de arena en la playa y que me los destruyas gratuitamente. Quiero seguir siendo Superman con la toalla de la ducha, y creerme un héroe salvando las hormigas de la lluvia. Quiero construir selvas paradisíacas con cuatro muñecos en una maceta ya seca, e infinita imaginación. Deseo colarte en la fila del patio y que sea el mayor de los caballeros de todo el planeta y para siempre. Quiero regalar sonrisas con un simple "por mí y por todos mis compañeros". Quiero contar hasta cien y poder buscarte. Y poder encontrarte con un simple "me rindo". Quiero ser todo un Fórmula-uno con mis zapatillas nuevas y fugarnos a las estrellas a la velocidad de la luz.
Quiero ser príncipe de tus deseos e inútil de razón. Porque mi corazón me calienta la sangre, y los sentimientos destruyen a la razón. Quiero cambiar mi lógica por tus sábanas. Morder los pecados, y convertirlos en nuestros mandamientos. Quiero reír, volverme loco.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

La mujer galaxia

Archipiélago de palabras