Entradas

Mostrando entradas de 2012

Es por ti.

Imagen
Menos llorar. Que mientras tú lloras entre terciopelo, él lo hace en el suelo. Llorar, gritar, quejar. Mirar a tu alrededor. Descubrirás que tus problemas son el sueño de algunos. Descubrirás que tu risa, está más cerca de lo que crees.
Cada problema es una miseria para cada uno de este jodido y enorme planeta. Y no hay más grandes, ni más pequeños. Porque para un niño, salirse del contorno en un dibujo es un dilema, pero simple juego cuando se aprende. Quizá perder un millón de euros sea una crueldad, pero más quisiera la mayoría tenerlos para poder perderlos. Todo es tan relativo... Incluso esa lágrima que recae en tu bonito rostro, parece pequeña allí. Pero es enorme lo que ocasiona en mí. Todo esto una crítica a las quejas, a los lloros y a los lamentos. Una crítica, con sabor a auto-crítica. Pues nadie sabe mejor del problema, cuando se ha pasado por él. Y se ha recapacitado, que estas lágrimas fueron en vano. Que estos tormentos son un chiste, y la risa debería de imperar. Pues …

Sueña, joder. Y en sueños te vi..

Nos enseñaron a soñar de pequeños. A ver la vida bonita, a jugar con los rayos del Sol en la playa, y haciendo ciudades inmensas de arena y gratuitas. Vivíamos en la utopía más bella. Hasta que un día nos levantamos, y nos enseñaron la verdadera mierda en la que vivimos. Y nos dicen que esto es así. La vida es así y seguirá siendo así. No hay nada que hacer. ¿Por qué? ¿Por qué destrozados la ilusión de tal forma? La solución no está en sonreír y mirar la vista. No. Aunque si quieres ser un jodido robot más que acompañe esta comparsa... Adelante, vive feliz, valiente ignorante.

La sencillez de tu corazón me vuelve loco, cariño.

La sencillez de tu corazón me vuelve loco, cariño...
No sé si es esa sonrisa que me transporta a la infancia. Tu mirada, que me aporta toda la luz que necesito, y más aún de la que voy a necesitar. No sé si son tus besos, o simplemente tu presencia, que me atolondra el alma. Que no necesita respirar, ni comer, ni beber. Porque contigo no necesito nada. Nada más que tu dulce existencia, para hacer que el descontrolado tiempo, se detenga al fin.
No lo sé, amor mío. Y no de posesión...  pues eres tú quien ha robado una parte de mi y la ha hecho suya. Convirtiéndola en lo mejor de mi...
No sé si es tu fragancia o tus brazos; refugio y consuelo de este intento de poeta, que dejó en el olvido y enredados, todos sus versos en la infinita perfección de tu cabello, en el paraíso en forma de silueta humana.
Para describir lo más bello, las palabras quedan desterradas por completo. Puede que sea por ser pobre en palabras, o porque encontré algo que nadie aún ha encontrado ni descrito; el amor. L…

No vueles alto, o morirás derretido, Ícaro.

Partí de una isla aquel día de mierda y topé con el océano a mis pies. Y el cielo, maldita sea, demasiado cielo estaba si quiera para poder mirarlo. Pero pequeño terremoto, sacaste al naufrago del mar y le pusiste las alas que tanta libertad dotó al pequeño Ícaro. Y navegando me encuentro conociendo a Marte, entre tus lunares, jugando a ser astronauta sin traje. Jugando a llegar al Sol sin quemarme.
Que ni el calor del Sol me derrite, y ni Sol eres, porque ni a la luna temes.
          Así que imagina...

¿Vuelas conmigo?

Nuestras caricias, tus besos, el roce de tu piel, el amor contenido... Me erizan el corazón, siendo los latidos quien marque el tiempo, y no el reloj. Perdido en la silueta de tu cuerpo; de cómo el cabello aterciopelado cae, ocultando, y remarcando, la sensualidad de tus bonitas curvas; siendo la más bella de ellas, la que describe la boca: tu sonrisa. Porque por encima de todo, estás . Y nada mejor que vivir enamorado, de todo lo que hace funcionar a este pequeño paraíso andante: de tu interior, de la fuerza superior que hace que volemos, agarrados de la mano.

La música que no toca instrumento

Las voces, el grito, el estrés, el agobio, corrompen la pequeña melodía de mi cuerpo. El capricho, las manías, la estupidez, el egocentrismo (...) muerto por dentro, hierven mis venas, que abaten a una ira irracional. Un mal día, un mal sueño y encima consigo la descomposición del único humano que me cuida e intenta comprender lo incomprensible. No hay nada peor que eso, créeme. Puede parecer bonito que nuestro ser esté unido por un hilo de empatía, pero destroza el vivir cuando mi mediocridad se prolonga convirtiéndose también en la tuya. Más cuando el problema no eres tú. Porque tú no dejas de ser mi música... y no de posesión. El mundo desordena mi mente, tu sonrisa me equilibra el ambiente... Tú cohesionas mi cordura.

El fagot, la viola, el clarinete, la tuba, la guitarra, el piano... pero tú...  ¿Tú?¡TÚ TOCAS MI VIDA!

La simpleza de la complicidad

Gusto por jugar con los antónimos; por llamarte fea, por ser complicada, por pensar que te odio. Pocas veces escribo claro, pues muchas escribo pensando en lo más grande e imposible de representar con unas palabras expulsadas del corazón, por la mente.
Si la vida es música, y la música eres tú, espero ser esa melodía que explota la pasión de tu corazón.
Y esa eres tú. Salir, correr, el rollo de siempre, morirme en tus besos y olvidar a la gente. Joder, muérdeme ya por favor. Quiero inundarme en tu cuerpo, explotar con tus besos y transportarme a tu mundo con un te quiero. Quiero, Capricho, deseo, sincero. Y esa eres tú... AMOR.


La rutina de Ti, es la única rutina, que me hace vivir.

De casualidad todo encaja.

Imagen
El verbo tranquilizar todo el mundo lo conjuga genial. Pero a veces pasa que la mente cree saber más que lo que el corazón puede albergar. 

Humedad en el desierto

Un niño en pijama un domingo, jugando a ser libre con una pelota en el jardín...
Un adolescente un lunes jugando a esconderse en suemepetrés...  Una fragilidad inmune que me hace perder. En el borde de un acantilado, se colorea libertad, un paso en vano al borde del precipicio no es siquiera un principio. Es teñir de color blanco un punto, de una esquina, del infinito universo. Es intentar borrar diez sonrisas por una simple lágrima, en un amor. Un amor verdadero, y no de película, de artificial penuria. Porque ni las películas son tan bonitas, ni tan bonitas son esas escenas, si las vives y no imitas cien millones de dólares. Ni imitar te llena, ni comprando se vende lo que tú sientes, aunque el cristal opaco de tu mente piensa que la originalidad se vende por un billete.  Perderme en tu mente es lo que necesita mi mente. Sumergirme en tu sublime mundo y perderme en el olvido. Ser tu cuerpo quien dirija mi camino y no el concienzudo alarde a una vida más ejemplar, más alegre y más ma…

Deslúmbrame, joder

Me apetece reír. Me apetece nada. Me apetece llorar. Llorar de la impotencia del silencio de la noche lluviosa de un domingo de un cuatro de noviembre de un año cualquiera de mi vida o de la tuya. 
Me apetece gritar. Gritar a los cuatro No, Mil vientos que te quiero, que te amo, que eres mi amor, que quiero un abrazo, un beso, una caricia, una mirada y un susurro para erizarme cada vello de mi cuerpo. 
Me apetece andar. Correr. Saltar. Volar donde estés, llegar a tu habitación dando un soplido haciéndole un chiste a toda la física descubierta hasta los días.
Me apetece tu pelo. Tu cara. Tu Sonrisa, tu risa, tu alegría.
Me apetece tu mirada aterciopelada. 
Me apeteces. Me apetece tu silueta, tus curvas, tus brazos y otro abrazo.
Me apeteces. Me apeteces tú, y solamente tú porque me desgasta no ver cada parte de tu bonita melodía que me desprendes día a día.

Nada más.

Imagen
Muchos viven para asegurarse el cielo después de la muerte, incluso se aferrarán a no hacernunca jamásesa lista de frases llamadaspecados,limitando su línea de placeres y experiencias. Convirtiendo la vida en una estructura cuadrada y limitada.
Muchos van a disfrutar de ese soloteóricoCielo. Yo tengo, y no de posesión, aElla...
Y no necesito... Nada. Nada más.

La vida, arte

Nuestra vida la deberíamos de componer como un pintor da vida a su arte en el lienzo.

La esencia, lo importante de la obra, con colores robustos y claros, que denotan importancia y eternidad, que un diluvio no los haga ni temblar. Las sombras, trazos ligeros, como las acuarelas, que sintiendo su presencia, pero con una difuminad que una pequeña lágrima de alegría la haría desaparecer.  Las emociones fuertes, que sean con colores vivos, para añadirles un toque alegre, que sienta el mundo que podemos con él. Que seanosotros quien pisoteemos su fuerte tempestad.
Vivos, muertos, alegres, tristes. Los colores tienen su esencia, y en todo cuadro-vida es necesaria toda la gama de colores para vivir en su plenitud. Nos nutrimos de lo que somos, de lo que hacemos, de lo que nos pasa. Y de nada sirve tener una alegre sonrisa. Seremos muñequitos de trapo en un pequeño chaparrón.
Claro, sencillo, abstracto, cuadrado, ovalado, indirecto, directo. Cualquier estilo y forma es perfecta si la marcamos…

Tirando de tu corazón

Imagen
Te echo de menos, te echo de menos. Y no por tus labios, ni siquiera tus piernas o tu espalda. Si no por las sonrisas, los besos y ese perfume que solo encuentro en tu pelo. Y porque me haces temblar, terremoto.
Un día gris, llovía afuera y también adentro y sin embargo, un Sol que nunca creí que saldría, convirtió mi cara larga en una curva color arco iris, sabor rímel corriéndose por culpa de una carcajada que nos desnudó.
Me desvelo. Miro al lado gris de mi cama, no te veo. Abrazo la almohada, miro cuánto queda para que la alarma me ponga los vellos de punta; veinticinco minutos treinta y dos segundos; justo lo que necesitaríamos para desnudarnos y erizarnos la piel antes de que lo haga ese asqueroso sonido. E insisto una y otra vez, ven a verme ya por favor, porque sin ti no como, no bebo, no salgo, no me peleo. Porque te quiero. También te deseo. Porque apretamos las manos, me miras a los ojos y con el silencio, ese silencio tuyo que te quiebra y te crea nuevo, no se necesita nada, n…

Ganando pérdidas. Ganando poder.

Todas estas palabras se las debo al hombre que me ha inspirado,Albert Espinosacon suMundo Amarillo. Que a decir verdad no he acabado de leer, pero suficiente he tenido para desteñir el blanco de esta página. Centrarme en, concretamente, el tema de laspérdidas.
Las pérdidas, en cualquier contexto. La pérdida de un ser querido; de un objeto material que dejó de servir; de una amputación de algún miembro. Toda pérdida tiene un mayor calibre, pues evidentemente no es lo mismo que nuestro televisor se rompa (les pongo esa caja hipnotizadora de ejemplo para que sintáis empatía), a que alguien que sintamos cariño desaparezca de nuestras vidas. Pero el proceso de esa pérdida, es exactamente igual. Hay que sufrir por ella, pero hay que hacerlo bien, hay que pensar en ella, desahogarse en llantos. Los ojos son nuestros limpiaparabrisas privados y públicos. En un tiempo corto, ese sufrimiento, se transformará en una sensación de limpieza, pues todo lo que teníamos que pensar, que sufrir por dich…

En el suburbio de la rutina.

Rutina invernal, rutina veraniega. Monotonía incandescente colorea nuestras aburridas vidas, transformándose en un ciclo sin color y sin puertas que indiquen la esperada salida.
Nuestra vida parece maravillosa: nuestro bonito trabajo; nuestro bonito apartamento; el coche; la moto; y una familia estupenda. Hasta que nos damos cuenta de que dicha envidiosa vida gira acompañada de unasdiferentes melodías enarmónicas; literal y aparentemente diferentes pero profundamente iguales.
Cansados de todo. De estudiar, del coche, de madrugar. De estar tumbado, de la playa, de no hacer nada. De nosotros mismos. De nuestra forma de ser, de escribir. Y... Fin. Este es el límite de mi cansancio.

Imposiblemente posible

Así es la felicidad cuando se trata de buscarla o de esperarla, imposiblemente imposible. El Karma, Dios, el destino, nuestra madre, el presidente o tú mismo. Sea quien sea el que controle al mundo, la felicidad es una balanza, la balanza de la vida; unos bien, otros mal. Y aún habrá alguien peor si nos aventuramos en el planeta que vivimos.
Es bien cierto que el mal ajeno no nos parece tan malo hasta que no es cercano, y encontrarse con la impotencia de no poder hacer nada, de no ser, ni tener la solución al problema, indudablemente su peor enemigo es.
Cualquier efímera salida de este pozo se va estrechando más, la poca efectividad de los gritos esperanzadores a un mañana feliz se plasman ferozmente en nuestra integridad...
Pero aún, el verbo "rendirse" no se posiciona en el diccionario, pues supervivencia es su eslogan, y si no queda oxígeno que respirar y el cielo se va alejando más, y profundizarse en el fondo del pozo buscando allí la otra salida a la luz, es la única …

Vagabundo son los ojos del que no encuentra números

Derrumbado en el suburbio con voz quebrantada y corazón solitario. Penetrante mirada que exclama dolor pero reflejan un poder ilegítimo. Dolor por la atolondrada sequía; tempestad desierta que no parece tener fin. Una sequía que los superiores hacen impermeable, convirtiéndola de un desierto, a un océano, haciendo imposible, en igual de los casos, de una vivencia placentera.
Angustiada visión de futuro le hace un espíritu frágil, pero fuerte, pues cuando sientes estar en lo más bajo, el miedo por perder todo desaparece; los riesgos se desintegran y cualquier cambio se torna hacia el bien. Un bien que solo pide para ser satisfecho tener alimento y agua para sobrevivir, y un pequeño techo donde dormir.
El consumismo es arrebatado por la necesidad de supervivencia en su esencia.
Espíritu capitalista se aleja de la rutinaria vida humana, de las hipotecas interminables por cada metro cuadrado que pisa, del smartphone inseparable en su día a día y de la gente superior que en la empresa son …

Estás arriba, tienes que luchar.

Imagen
, que estás ahí arriba y combates por nuestra sociedad, por el trozo demográfico que tanto nacionalismo como patriotismo sienten tanto orgullo por el simple hecho de haber nacido allí, aleatoriamente. , da la cara y enfréntate al pueblo.
¿Dónde están todos los que eligieron a este ruin pecador? ¿Dónde se esconde esa marea azul llena de deseos y planes perfectos para llegar a la cumbre de Europa? ¿DÓNDE?
El pueblo alza la voz, mientras ellos se esconden. Hacer oídos sordos ante las desgarradas gargantas que pecan contra ti no es la solución. Tu destrucción de la enseñanza pública para realzar y aumentar nuestra ignorancia será en vano.
Una tímida y redundante copia a Estados Unidos, rey del capitalismo extremo, está usted creando. Niños muriendo de hambre, vagabundos en la calle, gente muriendo por un resfriado e inmigrantes marginados. Bonita sociedad está creando... ¿Verdad?
Lo que una vez funcionó en el pasado no va a funcionar en el presente, y mucho menos en el futuro.

Autodestrucción.

Un bonito y agradable enviado a todas esas personas que tanto quiero y me alegran la vida. Esto, se lo dedico a ellas.
"He vuelto a ser yo".
Todo un moderno en su esencia, claro que sí. Fastidiar al mundo que te rodea por haber alterado tu ego y no saber ni siquiera lo que eres. Combatir tu ira con el mal ajeno, sin darse cuenta que el único enemigo real son ellos propios.  Esa "persona" que fastidia para sentirse orgullosa. Esa misma que niega su egocentrismo, cuando quieren que todos la adoren por cómo viste, por cómo es, por ser Diferente. ¿Y quién no se define como diferente? Diferente no es vestir con ropa que se puede permitir dos de cada 1000 personas. Diferente no es ser más guapo, o más feo. Y por qué no, aprovechar para atacar sobre el materialismo tan agradable que existe. Ni vivir en una chabola o en un castillo, ni conducir un Jaguar o un Renault 1, te hace diferente y mucho menos mejor persona, por algo que puede conseguir incluso la persona más terroríf…

Atormentada fragilidad.

Imagen
Frágil, demasiado frágil; alegría, amor, tensión, mal humor. Miedo al desenlace, miedo a llegar al final de la película, sin razones.
Insaciable de ti, de tus ojos, de tu pelo, de tus labios. Todo es más que ayer, pero menos que mañana. Me apetece millones de buenos ratos, y desterrar esas caras largas, con una sonrisa. Me apetecen millones de besos, y eliminar los malos ratos en unos segundos. Me apetece dormir, y despertar con unos buenos días, a tu lado abrazado. Me apetece soñar, y en una noche, solo existir Nosotros. Me apeteces tú, y cada bonito rincón de tu cuerpo y de tu corazón.


365 días cualquiera.

Me aburre hacer un resumen del año, ya lo tengo en mi cabeza, no necesito nada para recordarlo, pero por otra parte necesito expresar cómo ha sido, qué me ha aportado estos 365 días.
Principalmente, me quedo con el año en el que dejé de ser don inocentón; quizás parecía bonito sonreír por todo, pero prefiero no ser tan ignorante, siendo consciente de Toda la escoria que nos rodea. Quizás suene triste, o amargo, pero yo lo categorizaría como un aspecto positivo, algo que me hace ver a la sociedad de una forma totalmente diferente; todos, somos al fin y al cabo, borregos de esta sociedad, en la que somos pescados por los "superiores", que nos atraen con cebos, cual pez capturado por el pescador. Quizás  es el año que descubrí... no el amor de mi vida, porque Nunca sabemos lo que nos deparará el futuro, pero Sí un bonito amor, algo que al paso de los años, formará parte de unos Mágicos, Maravillosos, recuerdos, los cuales aún sigo rellenando páginas en nuestro camino. También s…