Comienzos eternos.

Cada canción tiene su historia. Cada historia su comienzo, pero con algo en común. Todos se afrontan con ilusión, esperanza, ganas, ganas de llegar a la meta, saltar, gritar, felicidad.
A veces las historias se tornan, dan un giro de 180 grados, y todo se apaga, se torna, se oscurece.
Otras en cambio, el tiempo le va dando un chispazo, esa chispa que enciende el proseguir, que las ganas continúen, elevándose, elevándose hasta el cielo Sin fronteras, sin restricciones,  con el único límite de nuestras mentes.
En esa historia, el único protagonista somos nosotros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

La mujer galaxia