Gracias.

Soy difícil de enamorarme, quizás un poco exigente con la gente. Que alguien me guste, ya es un gran logro. No me gusta lo fácil.
Gente que se ofrecen a ti, como si de un objeto sexual se tratasen, perdiendo la dignidad. Nos atrae lo que no poseemos, lo desconocido. Ese "morbo" por descubrirlo, que nos hace entramar aventuras hacia lo complicado, arriesgarnos. Y es que el ser humano es así de curioso.. No lo podemos evitar.
Se dice que las personas tímidas esconden una gran personalidad, y poseen los rasgos y características nombradas anteriormente; esforzarse, para adentrarse realmente, en esa gran persona, puede resultar complicado. Ahí empieza la aventura.
Mi aventura empezó estrictamente hablando, hace poco más de un mes. Un día cualquiera, de un mes cualquiera, y una chica, por aquel entonces, cualquiera. La misma chica que me ha salvado estas vacaciones.
Todo fluía con rapidez, pensamientos desenfrenados ardían en mi cabeza, y la idea de perder el tiempo, era la única preocupación.
Luego conocí a ella, la que me enseñó a ir lento, a parar el tiempo. Las horas pasan rápido con ella, pero no importa, mientras se pasen con Ella...

Comentarios

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

La mujer galaxia