Relatividad, bonita relatividad.

Todo es relativo. Una hormiga puede ser insignificante al lado de un elefante, y enormemente gigante comparado con una efímera molécula. Cinco euros no son nada si se necesita una casa, pero una cifra estratosférica para alguien del tercer mundo. Lo más relativo es el tiempo. Una hora puede parecer eterna, y un año un suspiro. Sin ti, cada hora sería eterna, contigo, el tiempo alcanza velocidades comparables a las de la luz.

Comentarios

  1. ¡Hola extraño! Una de las frases que más digo es que "Todo es relativo" y queda muy bien explicado en esta entrada. Tengo que decirte que escuchas una música cojonuda. Ahora mismo estoy escuchando la de Mago de Oz, pero la primera que he escuchado nada más entrar en el blog ha sido la que está en esta entrada. Aquí, en este espacio cibernético, se han reunido las casualidades. Me gusta lo que escribes.
    Esa magia aceleradora de relojes es la adrenalina del amor corriendo por el tiempo. Disfrútala!

    Que te vaya bien la vida :)

    ResponderEliminar
  2. Buenas, señor/señora desconocid@!
    Me he pasado por tu blog, porque eso que escribiste me ha levantado curiosidad por saber algo más de ti. Y ciertamente, me siento bastante identificado. Me alegra bastante este comentario, seguiré tus futuras entradas que escribas.

    Seas quien seas,¡Feliz vida para ti también¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La de gris color cielo

La mujer galaxia

Archipiélago de palabras